Buscar
 

San Federico de Utrecht

  Significado de Federico
Fiesta: 18 de Julio   790 - † 838

an Federico, nacido hacia el año 790, en el seno de una noble familia de Frisia, fue elegido obispo de Utrecht (Holanda) en 820. Dedicó toda su actividad a la reforma de las costumbres de sus diocesanos, y combatió las herejías.

Ante una misión tan sublime y a la vez tan cargada de responsabilidad, como la de ser obispo, Federico, varón justo y lleno de humildad, se declaraba incapaz de aceptar el cargo, para el que había sido elegido por el clero y el pueblo de aquella diócesis. Fue necesaria toda la autoridad del emperador Ludovico Pío, para que aquel sacerdote, conocido de todos por su ardor pastoral y su predicación, aceptase la Cátedra episcopal que había quedado vacante a la muerte del obispo Rifredo.

San Federico

Y es que nadie mejor que Él podía encargarse de la diócesis: por una parte, sus virtudes y su ciencia le daban la autoridad necesaria para ocupar la Silla episcopal, y por otra, el haber vivido en íntima comunicación con Rifredo le hacían el más conocedor de la situación.

Consagrado ya obispo, en presencia del mismo emperador, Federico se entrega generosamente a su misión, que cumplirá fielmente hasta las últimas consecuencias. Los primeros tiempos de su episcopado los dedica a la villa de Utrecht, esforzándose en devolver la paz a su pueblo, y en hacer desaparecer los últimos restos de paganismo. Siempre acogedor, es generoso para con los pobres, hospitalario para los viajeros, y sacrificado en sus visitas a los enfermos. Entregado a la vida de oración y sacrificio, no ahorra vigilias ni ayunos, en favor de sus diocesanos.

En todas partes trabaja incansablemente en la reforma de las costumbres de sus diocesanos, y de una manera especial lo hace en la isla de Walcheren, donde reinaba la más burda inmoralidad. Se dedica también a combatir la herejía arriana, bastante extendida en Frisia, y poco a poco va reduciendo los herejes a la verdadera fe católica. Para asegurar la duración de este retorno a la verdad, San Federico compone una profesión de fe, que resume la enseñanza católica sobre la Santísima Trinidad, y ordena que se recite tres veces cada día una oración en honor de las tres divinas Personas.

Otro tema muy importante en su vida es el que está en contra del divorcio y de los matrimonios incestuosos, y denuncia al emperador Ludovico Pío por querer casarse con otra mujer, estando su primera esposa con vida. Por esta causa se cuenta que éste mando asesinar a Federico para quitárselo de en medio.

Sus restos se hallan en la cripta de la catedral de Utrecht.